08 diciembre 2006

//o-o\\ Mucho Gusto Señor Lennon

Yo era muy pequeña cuando ocurrió, pero recuerdo perfectamente la conmoción que generó en mi casa la noticia de su asesinato. Me acuerdo que mis papás y nuestros vecinos hablaban de lo horrible que resultaba la noticia, yo no entendía nada, sólo que decían "lo mataron", así que cuando le pregunté a mi madre a quién habían matado, ella simplemente me contestó algo como "a un señor que canta muy bonito".

Hoy, cuando se cumplen 26 años de la muerte de ese señor que cantaba tan bonito, recuerdo el encuentro que tuve con él a mediados de este año, cuando hice un viaje a Nueva York y no quise irme de allí sin conocer el lugar en el que le habían arrebatado a la música a uno de sus hijos preferidos: John Lennon.

Como buena turista, (bastante perdida) los únicos datos que tenía del lugar en el que vivía Lennon hasta el día de su muerte, eran el nombre del edificio (Dakota) y una remota información de dónde estaba ubicado; con ese par de referencias y antes de que cualquier cosa ocurriera, le dí 2 vueltas a la manzana buscando alguna señal que me anunciara que estaba cerca. No había preguntado nada hasta el momento, porque me parecía lógico que alguna cosa me indicara que estaba en el lugar correcto.

Finalmente decidí cruzar la calle y calmar un poco mi sed de 'verano en Nueva York' con un té helado y le pregunté al señor que me lo vendió si el sabía cuál era el Dakota Building... El tipo puso cara de 'ayúdala señor' y con su mirada, levantando sus pobladas cejas, me señaló la esquina del frente (la que acababa de cruzar). Yo, de la verguenza, sólo atiné a pagarle su muda información para indicarme que había encontrado el sitio que estaba buscando, con una tímida sonrisa.

De inmediato y de manera automática, se me cambió el cd interno y en mi cabeza empezó a sonar "imagine all the people, living life in peace", una y otra vez. Luego de la respectiva sesión fotográfica, decidí internarme en el Central Park para tomarme el té con calmita y sentarme un rato. Cuando empecé la caminata que me llevaría hacia algún lugar, me encontré con un aviso en el que se leía "Strawberry Fields", cosa que me indicó que estaba en el lugar correcto; no tenía idea de qué me iba a encontrar, pero estaba completamente segura de que iba persiguiendo las huellas del señor Lennon.

Ya estando dentro del parque, me encontré con una placita como redonda con bancas de madera alrededor y algunas personas fotografiando el piso; cuando me acerqué a ver el objetivo de aquellos flashes, descubrí un gran círculo hecho en un bonito mosaico y en cuyo centro exacto se leía lo que mi cabeza repetía sin fin: “Imagine”. El mosaico estaba adornado con pétalos, flores, algunas semillas e incluso velas; el silencio en aquella plaza era tal, que lo único que lograba escuchar era el click de las cámaras, algunas voces susurrantes y de fondo la canción que se repetía una y otra vez en mi cabeza.

Cuando por fin me senté en una de las bancas de la plaza para tomarme mi té (ya no helado, sino más bien a temperatura ambiente), y ya que había cumplido con la visita que le debía hasta ese entonces al señor Lennon, él muy generosamente se encargó de cerrar con broche de oro nuestro encuentro. Así pues que en fila india, se iban acercando a aquella plaza, los integrantes de un coro conformado por unas 30 personas, quienes luego de organizarse en 2 filas, comenzaron a cantar a capella y por lo menos a 4 voces, un repertorio de las canciones más representativas de los Beatles.

Luego de escuchar complacida una a una las canciones que ese grupo nos regaló a los presentes, terminó mi cita con el señor que cantaba muy bonito; así que por fin, me tomé el té que para entonces, era un té caliente al mejor estilo inglés, al estilo del señor Lennon.

Finalmente, me levanté de la banca y me despedí del lugar diciendo para mi adentros: “Mucho gusto Señor Lennon".

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Tal vez Lennon se sienta muy complacido que aún despues de su muerte todavía lo vayan a visitar...

EC dijo...

Interesante resumen de tu visita. Definitivamente Lenon es uno de esos pocos genios que tiene la musica y que conste que no me gustaban los beatles...pero el era punto y aparte.

CaRoLiNa dijo...

Hola Filipogs!!

Seguro que sí, además que no deben ser poquitos los visitantes reciba.

Hola EC!!

Así es, tampoco soy la fan número uno de esta banda, pero al César lo que es del César.

Un abrazo para los dos.

LEONELA dijo...

Fue una pérdida total ese señor, pero en el cielo deben estar felices oyendolo cantar. Ese placer, solo lo tienen los Dioses

CaRoLiNa dijo...

Hola Leonela!!

Así es, afortunadamente alguito nos dejó.

Un abrazo.

GUAGUAU dijo...

gUAUU........
Que bueno el relato con concierto y todo.....
ABRAZO VIRTUAL

CaRoLiNa dijo...

Hola Guaguau!!

Gracias por tu visita y tu comentario. Total, fue una sorpresa deliciosa eso del concierto y lo mejor fue que sólo me costó un par de dolaritos el pago voluntario.

Un abrazo.

Velvet dijo...

Pues te digo que hiciste el viaje que yo mismo quisiera hacer algún día. (claro, si los gentiles cónsules de la embajada norteamericana algún día me lo permiten).

Muy buen post, y como siempre sucede en estos días ando muy triste como cada año para decirte algo que valga la pena.

De todos modos escribí algo en mi blog sobre John. De pronto te pasas por allá.

Abrazos...

CaRoLiNa dijo...

Hola Velvet!!

Gracias por tu mensaje, seguro que pronto podrás hacer ese viaje que tanto deseas y por favor no estés triste, esconozco las razones pero no aguanta.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Yo recuerdo ese dia como si fuera ayer. Tenia 8 años y se me grabó porque mi papá era fan de los Beatles y a el le entristeció mucho. En fin, su legado sigue vigente a pesar de que el ya no esta aquí y eso creo es lo mas importante.

Un beso!

CaRoLiNa dijo...

Hola mi Jorge!!

¿Dónde andabas metido?, por acá se te extrañó cuando llamaba lista y no respondías.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Carito:
Es chistoso el que comentes como no reconociste el edificio. A mi también me pasó con el Empire State, el Chelsea Hotel, el Flatiron y las Torres Gemelas. No sé, ver estos edificios sin el marco de glamour que producen los medios es diferente, es verlos... desnudos.
No olvidemos que The Dakota es también el escenario de El Bebé de Rosemary, la película creepy de Polanski.
Un abrazo.

CaRoLiNa dijo...

Hola DaRiToO!!!!

Tiempo sin verte!!

Sí qué cosa tan loca, yo esperaba verle la punta al Empire State desde la entrada principal y me quedé desinflada porque finalmente tuve que irme unas cuadritas más lejos pa lograrlo. Jajaja!!!

Un abrazo.