21 diciembre 2011

Farolitos en el Cielo

¡Y se llegó la navidad!


Son muchas las canciones que me derriten el corazón por estos días. Hoy comparto la primera de ellas... Es la primera porque a mi madre le encantaba; ésta será mi primera navidad sin ella, pero escuchando ésto, me parece estarla viendo mientras bailaba y cantaba con esa pasión con la que lo hacía todo.

A pesar de no tener ya a mi madre en esta dimensión, la navidad me sigue gustando casi tanto como a ella y cómo no si es que yo soy un pedacito muy grande de ella que aún queda aquí.

1 comentario:

Unknown dijo...

Los hijos son la mejor parte de uno mismo, son como una versión mejorada; vos sos la mejor parte de ella ;)

Un abrazo