31 octubre 2006

De nalgas y sentencias

No voy a decir que estoy indignada ni mucho menos, porque la verdad es que desde el principio me pareció un poco exagerada la condena de 4 años que pretendían imponerle al mensajero manilargo que le agarró las nalgas a una desprevenida transeúnte (que luego lo denunció) en cualquier calle de Bogotá, hace poco más de un año.

Sinembargo, hoy sí me logró causar molestia la anulación completa de dicha sentencia por parte de la Corte Suprema de Justicia, no por el hecho de la anulación per sé, sino porque lo hicieron argumentando que en este caso no existió ningún tipo de abuso sexual contra la mujer.

Ya antes, la Procuraduría General de la Nación había solicitado un recurso de apelación frente a la Corte, manifestando que "no se trató de un acto abusivo, pues fue más accidental que premeditado" y que además no fue un acto violento. Mi cabeza loca piensa: ¿No es un poco complicado manejar una bicicleta con una mano mientras que con la otra se aprieta de manera accidental la nalga de alguien?, así las cosas, quién iba a pensar lo delicioso que resultaría practicar el deporte de los caballitos de acero...

Y para colmo, la Procuraduría en su momento manifestó que "no hubo resistencia por parte de la mujer, lo que demostraría que nunca se sintió atacada o en indefensión"... Esteeeee ¿No fue suficiente con llamar a la policía e iniciar un proceso penal en contra del hombre, para que la mujer hiciera evidente su inconformidad?... Plop!!

A manera personal, pienso que era el momento de sentar un precedente; no sé si los cuatro años de condena iniciales hubieran sobrepasado los límites de lo razonable, pero sí se debieron dejar unas bases para que semejante 'asquerosidad' (para quienes la hemos vivido) no se repita una y otra vez como "a la bulla de los cocos" como bien diría mi abuelita.


13 comentarios:

guaguau dijo...

SABES QUE A MI NO ME PARECIO MUY DISPARATADA............
PERO AHORA CON LAS NUEVAS NOTICIAS QUEDO ATONITO.............
ABRAZO VIRTUAL

CaRoLiNa dijo...

Hola Guaguau!

Muchas gracias por tu visita y tu opinión. Por mi parte, sigo prepleja mientras la Corte anda viendo cómo 'descagarla' en todos los medios.

Velvet dijo...

Cuatro años es mucho, estoy de acuerdo. Y tal vez no hacer nada también es poco.

Lo que creo es que eso de andar castigando a cada tocador de nalguita por ahí se puede volver un poco engorroso ¿no crees? Yo lo que opina es que la Procuraduría se puso a pensar que habiendo tanta cosa por juzgar en este país ponerse a encarcelar por dar nalgaditas era una exageración y de pronto más que eso tal ves imposible.

Aprobando una tocada de nalga como, delito después que seguiría, ¿cárcel para los piropiadores?

Anónimo dijo...

Si hubiese sido considerado un 'abuso sexual', varios policías irían a la cárcel, ellos son morbosos con las mujeres. Siento más miedo de ellos que de otros hombres, qué ironía.

EMS..Margarita S. dijo...

No se si por fin logre opinar en este espacio... Pero por si acaso escribo lo siguiente: En un país donde hay mil normas, mil leyes, donde una dice una cosa y la otra la contradice.. no es de extrañar que la Corte Suprema tumbe condena... Esto es Colombia... La tierra linda que nos vio nacer... ¿Nos verà morir?

CaRoLiNa dijo...

Hola Velvet!!
De acuerdo, como lo mencioné, me parecían un poco exagerados los 4 años. Siembargo, lo que me resulta más preocupante es el mensaje que puedan estar leyendo algunos con esta posición de la corte... Será que todos podemos andar frescos agarrandole las nalgas al prójimo? como no pasa nada... Al menos debería estar el el Código de Policía junto al artículo que prohíbe orinar en la calle.

Hola Anónimo (a)!!
Infortunadamente nuestra autoridad también a veces nos produce sensación de inseguridad.

Hola Margarita!!
Lamentablemente así es, con tanta norma uno no sabe pa' onde mirar ni qué esperar, varias sorpresas nos esperan todavía.

Gracias a todos por venir y por acá a la orden!!

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Yo estoy de acuerdo con la decisión que se tomó en esta última providencia.
Creo que por parte de la opinión pública existe confusión o desconocimiento del tipo penal que se trata en este proceso.

Además, el caso tomó revuelo fue por el escandalo que propiciaron tanto la 'victima' como las dos defensoras que tenia esta.

Hay situaciones en este pais con mas relevancia jurídica.
Sin ser machista, creo que hay peores cosas en esta vida que tocarle la nalga a una mujer, solo que esta vez, se llenaron de feminismo barato y le dieron el closeup necesario para la controversia.

Anónimo dijo...

Por cierto, recomiendo leer la jurisprudencia sobre este caso. Ahi el magistrado explica el porqué de la decisón, a ver si le ponemos mas racionalidad y no tanta emoción al caso.

CaRoLiNa dijo...

Hola Mr. White!

Muchas gracias por tus comentarios. Estuve ojeando tu perfil y creo que tienes más argumentos jurídicos que yo para debatir sobre este tema. Sí, es posible que el asunto se haya tocado más desde lo emocional que lo racional, sinembargo considero que todas las posturas son válidas en un debate como éste.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

como precedente es excelente. Ojalá y tuvieran sentencias mas razonables (como servicio comunitario) para que la gente entendiera que invadir tu persona de esa forma no solo no esta permitido sino que tiene su consecuencia...

CaRoLiNa dijo...

Hola Jorge!!

Muchas gracias por tu visita y tu opinión, es cierto, como lo mencioné antes, lo preocupate del asunto es el m,ensaje que pueden estar recibiendo erróneamente algunas personas. Pero igual este tema no ha terminado, creo que sigue y va para largo.

Un abrazo.

Fabricio Tedel dijo...

"Invadir tu persona", me parece inapropiado agarrarle la nalga a una desconocida pero es tan similar como agarrarle la espalda o que se yo, la ley igual para todos y no creo que los hombres reclamen por eso.

Ya están grandecitas y no es nada grave, con una puteada y un carterazo suave basta. Y por último debe haber a quien le guste provocar ser tocada, y cómo sabemos...

Estos casos pasan por un pésima mezcla entre feminismo barato y conservadurismo tercermundista.

Anónimo dijo...

A la que deberian meter a la carcel es a ud por exagerada e ignorante.